Empresa sueca implanta microchips a sus empleados y clientes

12 Abr

Desde 2015, han sido más de 150 los implantes realizados por la firma Epicenter.

Epicenter, una firma que alquila espacios de co-working en Estocolmo, Suecia, ha implantado a sus empleados y clientes cápsulas que en su interior contienen, nada más ni nada menos, que un microchip. Si bien esta práctica no es obligatoria, ya son más de 150 personas las que han decidido aceptar el implante, cuyo tamaño es aproximadamente del tamaño de un grano de arroz.

La explicación de toda esta escena fue brindada por el cofundador y CEO de Epicenter, Patrick Mesterton. El empresario indicó que el implante actúa como una llave para abrir puertas, como un código para utilizar las impresoras e, incluso, como una tarjeta de crédito para comprar alimentos y bebidas en la cafetería del establecimiento. En definitiva, se trata de una solución moderna a un problema que todos enfrentan: la incomodidad de llevar demasiadas cosas encima.

La curiosa solución implementada por Epicenter ha dado la vuelta al mundo en las últimas horas, ya que se trata de una de las primeras empresas que hace uso masivo de los implantes de tecnología.

“Por supuesto, poner las cosas en el cuerpo es una decisión compleja e incluso fue difícil para mí al principio”, indicó Mesterton, recordando cómo inicialmente había tenido dudas al respecto. “Pero, por otro lado, la gente ha estado implantándose desde hace mucho tiempo cosas en su cuerpo, como marcapasos y otros dispositivos para controlar su corazón”, añadió. “Eso es sin dudas mucho más complicado que tener un pequeño chip bajo la piel que puede comunicarse con otros dispositivos”.

Epicenter, que alberga a más de 100 empresas y unos 2.000 trabajadores, comenzó a implantar trabajadores en enero de 2015. Una empresa con sede en Bélgica también ofrece a sus empleados estos implantes, y hay casos aislados en todo el mundo donde los entusiastas de la tecnología han probado esto en los últimos años.

Los implantes utilizan la tecnología Near Field Communication (NFC). Cuando es activada por un lector a pocos centímetros de distancia, una pequeña cantidad de datos se transmite entre los dos dispositivos a través de ondas electromagnéticas. Los implantes son “pasivos”, lo que significa que contienen información que otros dispositivos pueden leer, pero no pueden leer la información ellos mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *